Imagen post

Un menú (y maridaje) para una cena romántica en casa muy fácil

Nos encanta salir a cenar, pero también hay algo especial y acogedor en quedarse en casa y cocinar para la gente a la que quieres. Ya sea una cena romántica, una reunión de amigos o una comida en familia, en El Coto de Rioja te ayudamos con los mejores maridajes para sorprender. En esta ocasión, teniendo presente que ya está aquí el Día de San Valentín, hemos pensado en un menú (y maridaje) para una cena romántica en casa muy fácil.

El 14 de febrero es una fecha amada y odiada por igual. Sin embargo, sea cual sea tu situación sentimental, puede ser un buen día para celebrar de forma algo más especial con tu pareja, algún amigo o amiga o, incluso, con una cena colectiva para brindar por el afecto y los buenos sentimientos que os unen. 

Con esta idea, hemos pensado en un menú para una cena de San Valentín fácil de cocinar, con su maridaje, y con el que quedes de diez. ¡Toma nota! 

Entrante: tabla de quesos

El queso es uno de los aperitivos por excelencia para saborear un buen vino tinto crianza. Si además, los acompañas con algún toque dulce como higos, membrillo, una mermelada de arándanos o unas uvas, será un plato muy sencillo de preparar y que favorecerá el momento de conversación, al tiempo que vamos abriendo apetito.   

Un surtido de 6 a 8 quesos es un buen entrante. Un queso blanco suave, de pasta blanda fuerte, curado, duro, queso azul… en la variedad está el gusto (y se debe tener en cuenta el número de comensales, pues quizás habéis decidido hacer una cena de San Valentín con amigos). Si quieres dar un paso más en la cena, coloca cartelitos con el nombre de cada queso.

La presentación de la tabla de quesos es fundamental. En una tabla clásica de madera, en una de azulejos o en una pizarra, coloca los quesos del más suave al más fuerte y cada uno con un corte diferente (tacos, rodajas, bastones…). Puedes añadir también frutos secos, fruta, pan o mermelada para acompañar. 

 Añade a este entrante una copa de vino de El Coto Crianza, un tempranillo suave y equilibrado que marida a la perfección con el queso. Es un vino tinto fácil de tomar también con carnes, pescados e ibéricos. Por eso, si quieres sumar algo más a la entrada del menú, te recomendamos el jamón de bellota ibérico de Dehesa Barón de Ley, con el que te aseguramos el punto gourmet y delicatessen perfecto.  

Plato principal: lubina al horno con patatas

El pescado blanco siempre es una buena elección a la hora de cenar. Una lubina al horno con patatas es un plato tan fácil de hacer como rico. A continuación te explicamos qué ingredientes necesitas y cómo prepararla.

INGREDIENTES (para dos personas):

  • 1 lubina sin espina central y escamada 
  • Patatas  
  • 1 diente de ajo 
  • 1 cebolla 
  • Perejil fresco 
  • 3 hojas de laurel 
  • Vino blanco 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Pimienta negra molida 
  • Sal 

 PREPARACIÓN:

  1. Pelar y cortar las patatas en rodajas de un grosor de medio centímetro. La cebolla también debe cortarse de la misma forma. En una bandeja, mezclamos los dos ingredientes junto al laurel, salpimentamos y echamos un par de cucharadas de aceite. Mientras, el horno debe estar precalentando con calor arriba y abajo a 180 ºC. 
  2. Meter las patatas en el horno a media altura durante unos 20 minutos. Después removemos y volvemos a hornear durante otros 20 minutos. 
  3. Aprovechamos este tiempo para lavar, secar y picar el perejil. Mezclamos con un chorro de aceite y vino blanco junto con el ajo bien picado. 
  4. Una vez las patatas han cumplido el tiempo de horneado, colocamos la lubina sobre ellas (puede quitarse la cabeza del pescado). Salpimentamos y echamos un chorrito de aceite por encima. Metemos al horno la bandeja por 5 minutos. 
  5. Con un pincel de cocina, untamos la mezcla de ajo y perejil por encima del pescado y las patatas, y se dejará al horno durante otros 5 minutos. 

 ¡Y listo! La preparación de este plato tan rico no llevará más de una hora. Mientras se prepara en el horno, puedes disfrutar de la tabla de quesos y del vino.  

 Una vez servido el plato principal, sugerimos como maridaje el 875 m Blanco Fermentado en Barrica. Se trata de un vino chardonnay con un toque a frutas tropicales y vainilla, muy elegante y nada comercial, con el que descubrirás nuevos sabores y aromas. 

Postre: fresas, nata, chocolate...

Y para terminar nuestra propuesta de menú (y maridaje) para una cena romántica en casa muy fácil, no puede ser otra cosa que el dulce. La fresa es conocida como “la reina de las frutas”, con su forma de corazón y supuestamente afrodisíaca. ¡No se nos ocurre mejor postre para el día más romántico del año!

Pueden prepararlas en un bowl cortadas y con un poco de azúcar, con chocolate, con nata, en mousse… pero siempre acompañadas por una copa de un vino afrutado y refrescante. El Coto Rosado, con sus aromas y sabores a fresas frescas y caramelo, es el tipo de vino que añadirá un toque aún más dulce a la velada.

Esperamos que te haya gustado esta idea de menú y, si te animas a llevarlo a cabo, nos hagas saberlo a través de nuestras redes sociales (@cotoderioja).  

Te dejamos algunas otras ideas para celebrar San Valentín en casa y si necesitas comprar algún vino especial de El Coto de Rioja, entra en nuestra tienda online y descubre todas nuestras referencias.

Cómo celebrar San Valentín en casa¡Descubre vinos increíbles para celebrar aquí!