Category

Sin categorizar

Qué es un vino de autor

Qué es un vino de autor: todo lo que debes saber

By Sin categorizar

¿Sabes exactamente qué es un vino de autor? Ya hemos visto que hay innumerables formas de catalogar un vino: según su color (vino tinto, blanco, rosado), según su variedad de uva (Chardonnay, Viura, Sauvignon Blanc, Garnacha, Tempranillo…), según su envejecimiento (joven, crianza, reserva, gran reserva), según su cantidad de azúcar (seco, semiseco, semidulce…), etc. Pero, ¿dónde enmarcaríamos los vinos de autor?  

No te pierdas este artículo especial dedicado a aprender qué son los vinos de autor, qué los diferencia del resto de vinos, cómo se elaboran y que requisitos deben cumplir

Mejor posición para guardar el vino

Qué es un vino de autor

Cuando en otros ámbitos alejados del mundo vitivinícola se utiliza la etiqueta “de autor” (cine de autor, cocina de autor…), se hace referencia a un producto con cierta exclusividad. Y es que, normalmente, este va destinado a un público más reducido y concreto. Con el vino es exactamente igual.  

Un vino de autor es aquel cuyo diseño y elaboración se salen de lo convencional y busca cierta peculiaridad y diferenciación.  

Y te preguntarás, ¿no es este, acaso, el cometido de cualquier vino? Efectivamente, todas las bodegas buscan ese sello de creatividad y singularidad. No obstante, para recibir el nombre de vino de autor, se debe cumplir una serie de requisitos. ¡Veámoslos! 

¿Buscas un vino extraordinario? Visita nuestra tienda online de El Coto de Rioja

Características de los vinos de autor

Los vinos de autor o de alta expresión son productos mucho más creativos que el resto, ya que en ellos se intenta plasmar una personalidad de la bodega muy marcada, con una esencia nunca vista. Son vinos con identidad propia que pretende hacer de la rareza todo un distintivo. 

 Sin embargo, aunque gocen de una mayor libertad en lo que a propiedades y matices se refiere, siguen unas características comunes. Estas son: 

Elaborado por uno o varios enólogos

La figura del enólogo o la enóloga es crucial para elaborar un vino de autor. Esta persona (o equipo, si se da el caso) será la encargada de diseñar, dirigir y supervisar todos los procesos relacionados con la producción de ese vino. Esto abarca desde la fase del cultivo hasta la crianza y guarda del vino.  

Su misión principal será aplicar todos sus conocimientos y experiencia para crear un vino innovador y único. Podrá jugar tanto con los sabores, como los aromas y las diferentes texturas del vino. Es por ello por lo que el laboratorio de enología será el escenario perfecto para experimentar su creación personal. 

¿Te pierdes con algún término? Consúltalo en nuestro Diccionario del vino
Coto Real_Vino de autor
Características Vinos de autor

Producción reducida

Como hemos desvelado al principio, la producción de un vino de autor, por lo general, será más baja que el resto de vinos de la bodega. ¿Por qué? Básicamente por una cuestión de especialización y rentabilidad. Hay que pensar que estos vinos tienen un trato muy especial y exhaustivo, por lo que es muy complicado poder elaborarlos en grandes cantidades.   

El rango estimado de producción de vinos de autor por tirada estaría como mínimo en unas 2.000 botellas y como máximo unas 25.000 unidades aproximadamente.  

Mayor calidad

Dada la atención y mimo que requieren, estos vinos se caracterizan por poseer una calidad superior al resto de vinos de la bodega o, por lo menos, es el propósito que persiguen.  

Muchas veces, los vinos de autor cuentan con más recursos para obtener el resultado deseado y se elaboran en las mejores viñas. Por tanto, no es difícil imaginar que la fusión de creatividad y la innovación constante den un resultado óptimo. 

¿Sabes cómo elegir un buen vino? Te desvelamos 9 claves

Cómo se elabora un vino de autor

¿Se puede saber, entonces, la forma exacta de cómo se hace un vino de autor? Por suerte o por desgracia, no. Al final, la personalización de cada bodega juega un papel tan importante y marcado que es imposible establecer una metodología estándar 

Cada marca sigue su patrón particular, marcado siempre por el enólogo o la enóloga. Por lo que aspectos fundamentales como, por ejemplo, el tiempo en barrica, varían en cada creación. Así que es, poéticamente hablando, todo un misterio.  

Cómo se elabora un vino de autor

¿Qué te ha parecido? No dejes de aprender nuevos conceptos y disfruta del vino como nunca. Si te has quedado con ganas de más, seguro que estos artículos del blog de El Coto de Rioja te interesarán. ¡Echa un vistazo a nuestra selección! 

Diferencias entre DO, DOP y DOCa en vinos¿Qué son las puntuaciones de vinos, en qué se basan y cuáles son las más influyentes?
Cómo pedir vino en restaurantes

Consejos sencillos para pedir vino en un restaurante o un bar

By Sin categorizar

¿Alguna vez has ido a un restaurante y no has sabido qué vino escoger¡No te preocupes! Hemos recopilado las claves del éxito para que sepas exactamente cómo elegir vino fuera de casa y acertar. ¡No te pierdas esta lista de mejores consejos para pedir vino en un restaurante o en un bar 

Cómo pedir vino en un bar

Ten en cuenta el menú

Si ya tenéis claro qué vais a comer o cenar, será mucho más fácil elegir un buen maridaje. Y es que, aunque nos encanta experimentar, hay algunas reglas básicas para acompañar cada comida que nunca fallan. Ten en cuenta si se trata de pescado (azul o blanco), carne (roja o aves), pasta, verdura e, incluso, las salsas que acompañan. 

En el supuesto caso de todos vayáis a comer lo mismo, por ejemplo, algo tan frecuente como un arroz al centro o una jugosa carne trinchada, puedes plantearte pedir una botella. Ten en cuenta que por una botella de vino (ya sea, tinto o blanco) de 75cl pueden salir entre 5 y 6 copas aproximadamente. Esta opción es muy interesante y suele ser la más cómoda y económica.  

Si no hay consenso, recuerda que también existe la posibilidad de reservar el vino para maridar con postres. Es una alternativa igualmente deliciosa y que puede acompañar infinidad de platos: fruta, tartas, coulants de chocolate, una tabla de quesos, incluso, helados.

¿Cuál es el mejor vino para cada comida? Repasamos las reglas básicas

No temas a la carta de vinos

Muchas veces, lo que más impone a la hora de pedir un vino en un restaurante es la amplia carta de vinos que tienen. ¡Nada de agobios! Es perfectamente normal que no conozcas todas las variedades y clases de vino, pero eso no impedirá que puedas elegir con cierto criterio.  

Las cartas de vinos, normalmente, ya vienen diferenciadas por tintos, blancos, rosados… Por lo que esta parte es sencilla, si sabemos cuál nos apetece. Ahora, dentro de cada tipo, aunque desconozcas la casa o la referencia de la añada, lo mejor es fijarse en la variedad de uva: Chardonnay, Viura, Verdejo, TempranilloGarnacha, Sauvignon blanc… Así podrás saber algunos aspectos sobre el vino que quieres elegir, como su nivel de acidez o su fructuosidad. 

¡Importante! No te dejes guiar solo por el precio. Es un error bastante frecuente recurrir a los vinos más caros de la carta por miedo a “quedar mal”. Un vino por muy caro o exclusivo que sea no siempre es la mejor opción para nuestra comida o cena. Está claro que aquellos más caros tendrán una mejor categoría, pero no es el factor determinante para acertar.  

Un último consejo, si sigues con dudas para pedir vino en un restaurante, siempre será un acierto fijarte en los sellos de calidad como las Denominaciones de Origen. 

Todos nuestros vinos tienen DOCa Rioja. ¡Descúbrelos!
Cómo elegir vino en un restaurante
Probar el vino en restaurantes

Siempre hay que probar el vino

Si nos hemos decidido por un vino en concreto, ten presente que siempre hay que probarlo antes de servirlo al resto de comensales. Esto se hace, principalmente, para comprobar que el vino está en buen estado (que es lo habitual). 

Catar el vino en un restaurante no se debe interpretar como un gesto de prepotencia y, no te preocupes porque es más fácil de lo que parece. Es tan sencillo como comprobar que tanto los aromas del vino como sus matices en boca son de nuestro agrado. 

Primero, el sumiller nos mostrará la botella que hemos seleccionado para corroborar que es el correcto. Después, tras descorcharlo y servir una pequeña cantidad en nuestra copa de vino, te aconsejamos que muevas un poco la copa con suaves gestos circulares. Es una buena forma de airear el contenido y liberar los aromas. Consejo: puedes apoyar la copa para moverla si te resulta más fácil.  

Recuerda, deberás de oler el vino antes de probarlo, ya que la fase olfativa de un vino también nos aporta mucha información. De hecho, será una de las primeras claves para detectar cualquier defecto en la bebida y retirar la botella si es necesario.  

Por último, degusta el vino. No se trata solo de beber, sino que la clave está en dejar un par de segundos el trago en la boca antes de tragarlo. Así apreciarás mejor sus matices, como su nivel de astringencia. Procura que el sorbo sea moderado para no llenarte por completo la boca ni tener que repetir el trago. Una vez esté todo correcto, le daremos nuestra aprobación al sumiller para que lo sirva. 

Ante la duda, déjate aconsejar

Si con estos consejos aún tienes dudas y no sabes bien qué vino elegir, nunca está de más preguntar a la sabiduría y experiencia del sumiller. Es un gran recurso cuando no sabemos qué vino pedir en un restaurante o estamos entre varias opciones.  

Recuerda que, entre sus muchas funciones, el sumiller es la mejor referencia para aconsejar a la clientela. No tengas miedo de explicarle en detalle qué platos vais a comer y las preferencias generales de la mesa, como si queréis que sea más seco, afrutado, etc. ¡Seguro que os da una gran recomendación! Incluso puede ser una buena ocasión para atreverte a salir de tu zona de confort y probar nuevos vinos. 

El Coto de Rioja en tu restaurante favorito

Si por algo destaca El Coto de Rioja es por la proximidad cara al público. Nuestra accesibilidad hace que estemos presentes en diferentes bares y restaurantes de EspañaDe hecho, ya hicimos dos listados completos con algunos de los mejores sitios donde disfrutar de nuestros vinos tanto en Madrid como en Barcelona¿Te los has anotado ya?

Qué vinos de El Coto de Rioja pedir en un restaurante

Nos encanta la variedad gastronómica de nuestro país y, por eso, puedes contar con diferentes vinos de nuestra casa en los restaurantes. ¡Siempre tendrás El Coto perfecto para tus platos!  

Algunos de los más populares son: 

  • El Coto Crianza: perfecto para maridar con carnes, pescados, quesos e ibéricos. 
  • Coto Mayor: solo disponible en bares y restaurantes. Puedes encontrarlo en sus variedades de blancorosadocrianza y reserva. 
  • Coto de Imaz Reserva: espectacular con carnes rojas, de caza y ternera. 
  • El Coto Verdejo: un vino refrescante, ideal para pescado, marisco, arroces e, incluso, pasta. 
  • 875m Chardonnay: de marcada untuosidad. Fabuloso para calderetas de pescado, arroces caldosos, pescados azules y mariscos. 
  • El Coto Semidulce: variedad de uva Viura y Chardonnay excelente para entrantes, aperitivos, quesos, frutas y postres. 
¿Quieres llevarte a casa un vino de El Coto de Rioja? Visita nuestra tienda online
Coto de Rioja restaurantes

¡No temas al momento de pedir vino en un restaurante o bar! Aplica estos sencillos consejos y disfruta como te mereces de tus comidas y cenas fuera de casa. ¿Quieres aprender más trucos e ideas? No te pierdas todos nuestros artículos del blog de El Coto de Rioja. Puedes empezar por uno de estos:  

Cómo organizar una cata de vinos en casa con amigosConsejos para comprar vinos online, ¡y acertar!
Diccionario del vino El Coto

Diccionario del vino: Qué es un reserva y para qué sirven los sulfitos y los taninos de un vino (R-S-T)

By Sin categorizar

Ya está de vuelta tu guía favorita de vocabulario vitivinícola, nuestro Diccionario del vino. ¿Qué 5 términos nuevos vamos a descubrir esta vez? Algunos son comunes, otros no tanto, pero absolutamente todos igual de curiosos y fascinantes.  

Hoy aprenderemos las características de los vinos reserva, cómo diferenciar un vino seco con tres técnicas diferentes, qué función cumplen los sulfitos, qué son los taninos y a qué nos referimos cuando hablamos de un tempranillo. ¡No te lo pierdas! 

Llegó el turno de las letras R, S y T. ¡Toma nota! 

Vino Reserva Coto de Imaz

Reserva

En anteriores ediciones de nuestro Diccionario del vino ya hemos hablado de los diferentes tipos de vino según su envejecimientovino joven, crianza, gran reserva… Sin embargo, queda uno más por definir: los vinos reserva 

¿Qué es un vino reserva? Muy sencillo. Según el Consejo Regulador de Rioja, para que un vino sea considerado como reserva debe cumplir el siguiente requisito: tener una crianza mínima en barrica de roble y botella de 3 años. De estos, al menos uno deberá ser en barrica seguida y complementada con un envejecimiento mínimo en botella de 6 meses.  

En el caso de los reserva blancos y rosados, el período de crianza es de unos 2 años (24 meses) con un mínimo de 6 meses en barrica. ¿Sabías que nuestro Coto de Imaz Reserva Blanco pasa 12 meses en barrica de roble francés nuevo sin tostar? Es así como mantenemos toda su fructosidad y complejidad. 

Descubre todos nuestros vinos El Coto de Rioja en nuestra tienda online

Seco

Erróneamente asociamos este término a la sensación de sequedad y aspereza que deja un vino en boca y lengua. ¡Nuestro Diccionario del Vino llega al rescate!  

En realidad, cuando hablamos de un vino seco hacemos referencia a su ausencia de dulzor o, mejor dicho, a la baja cantidad de azúcar residual que contiene. Pero, ¿cómo sabemos eso? Por su referencia de gramos por litro, expresado en fructosa o glucosa. 

Existen así 4 tipos de vino según su cantidad de azúcar residual: 

  • Seco: cuando el vino contiene menos de 4g/l de azúcar 
  • Semiseco: si la cantidad de azúcar residual está entre 4 y 12g/l 
  • Semidulce: cuando su azúcar comprende entre 12 y 45 g/l. Como es el caso de nuestro Coto Semidulce. 
  • Dulce: cuando se superan los 45g/l de azúcar residual. Son los popularmente conocidos como vinos de postres. 

Los vinos secos pueden elaborarse con diferentes uvas, por lo que no es extraño encontrar secos tintos, blancos o rosados y, frente a los dulces, tienen un distintivo toque de acidez y más alto grado de alcohol. 

¿Cómo diferenciar un vino seco de uno dulce?

Aunque la teoría está clara, ¿cómo podemos distinguir un vino seco de uno dulce sin consultar la cantidad de azúcar? Te damos tres claves para conseguirlo. 

  • Por su sabor: puede que parezca evidente, pero el sentido del gusto es uno de los mejores aliados para detectar un vino seco o dulce. Para lograrlo, no basta con beber. El truco está en dejar reposar el trago sobre la lengua unos segundos y después tragarlo. Si los matices del vino persisten, estás ante un vino dulce. Si, por el contrario, desaparecen al poco tiempo, se tratará de un vino seco. 
  • Por su aroma: es importantísimo oler un vino antes de degustarlo y es que nuestro olfato también puede darnos pistas interesantes. Por lo general, los vinos secos desprenden aromas herbáceos y más frescos, mientras que los dulces se caracterizan por ser más afrutados o florales. No obstante, hay que tener cuidado, ya que también existe la posibilidad de encontrar vinos secos con toques afrutados. 
  • Por la densidad: debido a la mayor concentración de azúcar, los vinos dulces son más consistentes y densos, mientras que los vinos secos son más ligeros 

Combina estas tres técnicas y no se te escapará ni un detalle en tus catas de vino. 

Vinos secos y vinos dulces
Qué son los sulfitos del vino

Sulfitos

También conocido como anhídrido sulfuroso o, simplemente, sulfuroso. Se trata de un compuesto químico, dióxido de azufre (SO₂), que se genera de forma natural durante la fermentación del vino.  

Los sulfitos en el vino cumplen diferentes funciones entre las que destacan como conservantes, antioxidantes y antimicrobianos. De esta forma, contribuyen a que, por ejemplo, los aromas, el color e incluso el sabor de un vino no se vea afectado y persista en el tiempo.  

Aunque el anhídrido sulfuroso se genera de forma natural en el vino, posteriormente se añade una mayor cuantía para mejorar esa capacidad de preservación del vino, evitar la formación de bacterias y garantizar su calidad.  

¿Cómo afectan los sulfitos a la salud?

Cumpliendo con la normativa de etiquetado de vinos de la Unión Europea, siempre se debe especificar la presencia de sulfitos en el vino. Principalmente, esto se hace para advertir a las personas alérgicas o sensibles a este compuesto. Para verlo, tan solo busca el común mensaje de “contiene sulfitos” en tu botella de vino. ¡También se especifica en las tiendas online de vinos 

Si presentas algún tipo de alergia, puede que una buena alternativa sea decantarte por la viticultura natural, ya que se centra en la elaboración de vinos sin sulfitos. Además, no todos los vinos tienen la misma cantidad de sulfitos. Los que más concentración tienen son los vinos blancos y los rosados. Dentro de los tintos, cuanto más dulce, mayor cantidad de sulfitos tendrá. 

Hay que recalcar que la cantidad de sulfitos en el vino no supone riesgo alguno para la salud, ya que, por normativa, siempre se presenta en unos niveles muy bajos. ¿Sabías que no solo hay sulfitos en el vino? También podemos encontrarlos cualquier alimento que pase por un proceso de fermentación. Este es el caso del pan, los yogures, la sidra, las conservas, el vinagre, la cerveza… 

Taninos

¿Recuerdas lo que hemos explicado antes sobre la sensación de astringencia y sequedad en lengua? Pues tiene que ver con los taninos.  

Se trata de una sustancia química natural procedente del racimo de la uva. Concretamente, los taninos se encuentran en la piel, el hollejo y las pepitas, aunque también está presente en las propias barricas de vino 

Y, ¿cuál es la función de los taninos? Principalmente, añadir matices de amargor, rugosidad y complejidad al vino. En boca se reconoce fácilmente por la sequedad que deja en lengua y encías. A mayor presencia de taninos, mayor amargor y sequedad o astringencia. Pero esto no debe entenderse como un defecto, ya que es un componente crucial para que el vino envejezca durante más tiempo y evolucione. ¿Sabías que esta sustancia también repercute en la pigmentación del vino? 

Al igual que los sulfitos, los taninos pueden encontrarse en otros alimentos y bebidas muy comunes. Precisamente, en aquellos que, si te fijas, también nos producen cierta aspereza en la boca, como el té o el café. Y, otro dato curioso, los taninos tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias 

Qué son los taninos del vino
Vino Tempranillo El Coto Selección Viñedos Rosado

Tempranillo

Te presentamos una de las variedades de uva más extendidas en España. Su nombre en sí nos da ya una buena pista, ya que cataloga a aquellas uvas que han sido recogidas más temprano de lo habitual. Esto se debe a que su maduración es más rápida que la del resto de variedades.   

Esta uva de origen riojano es perfecta para elaborar tintos y rosados. Sus vinos se caracterizan por la presencia de un color rubí y una acidez, por lo general, baja. Esta variedad produce vinos tempranillo con pocos taninos, por lo que resultan ligeros, suaves y tremendamente aromáticos 

La uva tempranillo, además, es perfecta para realizar los denominados coupages o ensamblajes (términos que ya explicados en otras ediciones del Diccionario del Vino). Nuestro mejor ejemplo es El Coto Rosado Selección Viñedos. Este vino combina lo mejor de la variedad de Tempranillo y Garnacha, dando como resultado un vino delicado, fresco, intenso y muy fácil de disfrutar. ¿Lo has probado ya? 

¿Buscas un buen tempranillo? ¡Mira toda nuestra variedad!

Descubre todos los términos del vocabulario vitivinícola y domina los secretos de tu bebida favorita. Si te has quedado con ganas de más, no te pierdas los contenidos del blog de El Coto de Rioja. Por aquí, una selección especial de nuestras ediciones del Diccionario del Vino: 

Diccionario del vino: aprende a detectar un vino oxidado y el poder del retrogusto (O-P-R)Diccionario del vino: Descubre qué es un vino joven o la categoría magnum (J-L-M)
Qué es la viticultura sostenible

Diferencias entre viticultura sostenible, biodinámica y natural

By Sin categorizar

Con el auge de la sostenibilidad como forma de vida y producción, han aparecido nuevos conceptos como ‘orgánico’, ‘ecológico’ o ‘sostenible’ ligados a la viticultura. ¿Sabrías en qué se diferencian? ¿Cuáles se relacionan verdaderamente con la sostenibilidad? En El Coto de Rioja te ayudamos a saber en qué consiste la viticultura sostenible, biodinámica y natural. ¡Es más fácil de lo que piensas! 

¡Empezamos! 

Viticultura sostenible, orgánica y ecológica

1. Viticultura sostenible, orgánica y ecológica

Empezamos con tres conceptos muy populares, pero que suelen generar confusión. ¿Cuál es la diferencia entre viticultura sostenible, orgánica y ecológica? Realmente, aunque parezcan lo mismo, tan solo son sinónimos la viticultura ecológica y la orgánica. Estas se caracterizan por la no utilización de productos químicos de síntesis (con excepciones). Es decir, en su mayoría, se utilizan productos de origen natural.  

La viticultura sostenible, en cambio, no solo hace referencia a los productos utilizados, sino también a la gestión de viñedo. Concretamente, se define como la búsqueda y aplicación de buenas prácticas en la producción y el procesamiento de la uva. Estas deben ser respetuosas con el medioambiente y no afectar a la calidad de los cultivos. 

Persigue tres objetivos fundamentales 

  1. Proteger el medioambiente y conservar los recursos naturales 
  2. Tener la mayor viabilidad económica posible
  3. Proteger la salud de las personas, tanto la de los consumidores como la de las implicadas en la producción del vino

Básicamente, se trata de un sistema de producción de vino que cumple con el Principio de Sostenibilidad, ya que protege tanto el producto final, el entorno natural y los recursos, como a las personas. Para ello, se optimizan los procesos y se intenta disminuir la cantidad de residuos generados.  

La Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) añade, además, que la vitivinicultura sostenible valora los aspectos patrimoniales, históricos, culturales, ecológicos y paisajísticos. Aquí puedes acceder a las directrices de la OIV para una viticultura sostenible. 

¡Descubre la importancia del agua en las viñas!

2. Viticultura biodinámica

Pasamos de un plano de innovación y precisión a uno más espiritual y abstracto 

La viticultura biodinámica es aquella que trata la tierra como un ser vivo en sí y tiene en cuenta los ciclos de la luna y otras particularidades astrales para el cultivo de la uva y la producción de vino. Curioso, ¿verdad?  

Este tipo de viticultura se fundamenta en las teorías del austriaco Rudolf Steiner, un filósofo de gran renombre que sentó las bases de la antroposofía. Según la viticultura biodinámica, al igual que la luna ejerce una gran influencia sobre el mar y las olas, también repercute en la tierra y sus frutos. Por ello, para aplicar esta técnica es de vital importancia coordinar los cuidados de la vid con los astros. De esta forma, se cree que se potencian las propiedades de la planta y obtenemos un mejor vino. Estos, por cierto, reciben el nombre de vinos biodinámicos. 

¿Buscas un vino de calidad? Deléitate con los de nuestra tienda online

Otra de las particularidades de este tipo de viticultura es que no se emplean productos químicos. Al prescindir completamente de los pesticidas y otros derivados, como los herbicidas, se corre un mayor riesgo a perder la cosecha, puesto que pueden aparecer problemas de fertilización o plagas en las plantas. 

Entonces, ¿cómo se cuida la vid en la viticultura sostenible? A base de preparados biodinámicos naturales. Por ejemplo, en el caso de control de plagas, es muy frecuente el empleo de cola de caballo, por sus propiedades contra parásitos y hongos.  

También se utilizan diferentes técnicas para preparar el suelo, como, por ejemplo, enterrar un cuerno de vaca relleno de estiércol o una mezcla de minerales. Además, también crean abonos naturales a partir de 6 ingredientes marcados por Steiner. Estos son milenrama, manzanilla, ortiga, roble, diente de león y valeriana, y se pueden mezclan con diferentes elementos, como pieles, tripas o cráneos de animales. 

Viticultura biodinámica
Viticultura natural

3. Viticultura natural

¿Existen vinos naturales y artificiales? No exactamente. Todos los vinos, en sí, son naturales por su procedencia. Sin embargo, cuando hablamos de vinos y añadimos el matiz de ‘natural’ estamos haciendo referencia a una serie de vinos concretos que se caracterizan, principalmente, por no contener sulfitos. Es decir, vinos a los que no se añaden compuestos químicos durante su proceso de elaboración. 

La viticultura natural es así aquella que quiere conseguir la esencia más nítida y fiel del vino con la mínima intervención de agentes externos, tanto de productos químicos como del propio factor humano.  

Las técnicas básicas de la viticultura natural son:

  • Evitar el uso de químicos 
  • Garantizar una práctica ecológica y sostenible de la tierra y los recursos 
  • Alejarse de la mecanización de procesos y apostar por prácticas manuales y artesanales 
  • En bodega, no añadir levaduras comerciales y tampoco filtrar o clarificar el vino 

En este caso, la eliminación de los compuestos químicos también supone un mayor riesgo en la producción de vino. De esta forma, esta viticultura es más propensa a sufrir problemas de fermentación o de estabilidad del vino en botella, entre otros.  

Y, ¡listo! Como ves, a pesar de sus similitudes, hay grandes matices que diferencian una viticultura de otra. Dentro del fascinante mundo del vino, hay infinidad de términos para describir sus sabores, sus aromas e, incluso, sus elaboraciones… Por eso, si quieres dominarlos todos, no te puedes perder nuestrDiccionario del vino de El Coto de Rioja¿Te animas? ¡Haz clic en estos artículos! 

Diccionario del vino: 5 palabras para descubrir (a-b)Diccionario del vino: ¿qué es el bouquet o un vino balsámico? (B-c)
Importancia del agua en las viñas

La importancia del agua en las viñas

By Sin categorizar

El agua es un elemento indispensable en cualquier ámbito, ¡incluso en el mundo del vino! Y es que la vid, aunque sea uno de los cultivos que menos agua requiere, regar las viñas sigue siendo necesario para que esta sobreviva. Por eso, en honor a la Semana Mundial del Agua, dedicamos este artículo a explicar la importancia de este recurso para nuestros viñedos.  

¡Adelante! 

cómo se riega la vid

Cómo se riega la vid

Se calcula que la vid tiene la capacidad de sobrevivir, incluso, tras largas etapas de sequía. Por ello, es uno de los cultivos que menos agua necesita. Concretamente, se calcula que puede vivir durante todo su ciclo vegetativo con una cantidad de agua equivalente a 300mm de agua. ¡Es impresionante! 

Entonces, ¿cómo se riegan las viñas y cuándo se hace? Lo cierto es que, algunos viñedos pueden producir perfectamente su fruto con el agua de la lluvia como riego externo. Sin embargo, existen sistemas de riego para controlar la cantidad de agua que recibe cada viña.  

Podría decirse que no es tan importante la cantidad de agua como el momento preciso en el que se riega la vid. Dependiendo de la fase del ciclo vegetativo en el que se encuentre (lloro, brotación, floración, maduración, crecimiento otoñal, caída de la hoja y reposo invernal), necesitará más o menos agua. El período en el que se precisa más agua va desde la brotación hasta la maduración o envero. Es decir, más o menos, desde abril hasta agosto, justo antes de empezar la vendimia en septiembre. ¿Vas comprendiendo hasta dónde llega la importancia del agua?

Demanda de agua en los viñedos

A pesar de lo comentado anteriormente, siempre tenemos que prestar atención a las particularidades y necesidades de cada viñedo. Y es que, en el riego de las viñas influyen determinados factores para saber qué cantidad de agua recibe la vid 

Te resumimos los 5 más importantes:  

  1. La variedad de uva: ya que las necesidades hídricas de cada tipo de uva son diferentes y peculiares. 
  2. La localización del viñedo y el tipo de terreno: por eso, las características entre nuestras diferentes fincas de El Coto de Rioja no serán las mismas.  
  3. El conjunto de factores de temperatura, iluminación, suelo y disposición de cada planta. Esto recibe el nombre de evapotraspiración 
  4. La fertilización: por los nutrientes y minerales 
  5. La densidad de la plantación: a mayor plantación, menos terreno tendrá cada planta para su desarrollo radicular, lo que hará que dispongan de menos cantidad de agua.  
¿Sabes cuántos tipos de uva blanca existen? ¡Te los mostramos!
demanda de agua en los viñedos
qué es el estrés hídrico

El estrés hídrico: ¿qué es?

Cuando se da un déficit hídrico importante, como una fuerte sequía, o, simplemente, cuando, a raíz de la contaminación del aguasu la calidad no es la adecuada, se produce lo que conocemos como estrés hídrico. Este puede afectar a casi todas las fases del ciclo vegetativo de la vid. Por ello, es fundamental controlar el riego de la planta para garantizar una producción del vino óptima

¿Quieres probar nuestros vinos de El Coto de Rioja? Echa un vistazo a nuestra tienda online

Efectos del exceso de agua

Y, ¿qué pasa si se produce el caso contrario y, en vez sequía, tenemos un exceso de agua en la vid? Como en todos los extremos, no obtendremos buenos resultados.  

Cuando la cantidad de agua sobrepasa los límites de la vid lo que puede ocurrir es una falta de oxígeno en la planta a raíz del encharcamiento. Un exceso de agua también puede provocar que se retrasen algunos procesos, como la maduración. Además, también podemos encontrarnos con una pérdida en la calidad de las uvas, ya que, aumentarán su tamaño, pero habrá una concentración más baja de azúcar y un aumento en el nivel de ácidos. 

¡No dejes de explorar y conocer todas las curiosidades del mundo del vino, incluida la importancia del agua! En nuestro blog de El Coto de Rioja tenemos un montón de consejos sencillos y útiles para disfrutar al máximo de tu bebida favorita. ¡Te dejamos una selección! 

¿Cuál es la temperatura ideal para consumir cada tipo de vino?10 curiosidades del vino que quizás no conocías
Diccionario del vino El Coto

Diccionario del vino: aprende a detectar un vino oxidado y el poder del retrogusto (O-P-R)

By Sin categorizar

Volvemos, como cada mes, con una recopilación especial de 5 términos esenciales del vocabulario vitivinícola. ¿Con qué nos sorprenderá esta edición del Diccionario del vino?  

No te quedes sin descubrir qué es la oxidación del vino, cómo detectar un vino picado, cuáles son las propiedades del raspón, qué es el retrogusto y cómo utilizar correctamente el adjetivo redondo en una cata de vinos.  

¡Damos paso a las letras O, P y M!  

Oxidación del vino

OXIDACIÓN

Empezamos nuestro Diccionario del vino con el término ‘oxidación’. ¿Lo conoces? La oxidación del vino no es otra cosa que un proceso en el que el oxígeno entra en contacto con el vino y se disuelve en él. Y esto lo que provoca es la activación de diferentes reacciones con otras sustancias del vino, como los polifenoles, el hierro o el cobre, entre otros. 

En general, la oxidación está considerada como perjudicial, pero a veces tan solo forman parte de un proceso más en la elaboración del vino y puede llegar, incluso, a ser beneficiosa.  

La oxidación tiene así dos tipologías: 

  • Oxidación enzimática o bioquímica: es especialmente rápida y afecta tanto al mosto como a la uva cuando llegan a bodega. Esto sucede justo antes de la fermentación del vino 
  • Oxidación no enzimática o química: esta es una oxidación más lenta y se produce durante la crianza del vino, una vez ya fermentado. Esta transformación puede aportarle al vino cierta estabilidad y le aporta una mejora de sus características.  

¿Cómo saber si un vino está oxidado?

La oxidación de un vino se mide a través de milivoltios (mV). Cuando este valor se encuentra en un rango entre 200-300mV, estamos ante unas cifras normales. Sin embargo, esto depende, en gran medida, del tipo de vino, la manipulación en bodega y su conservación. Cuando supera este rango, la oxidación le resta sabor y calidad a la bebida.  

Entonces, ¿cómo podemos saber fácilmente y desde casa que nuestro vino no está oxidado? Principalmente, a partir de cambios en el sabor y en el color del vino. Los vinos blancos se oxidan más rápidamente que los tintos. Sin embargo, ambos se oscurecen cuando se oxidan y tienden hacia un color marrón.  

Para evitar la oxidación, debemos consumir la botella en el tiempo recomendado tras su descorchado y garantizar unas buenas condiciones de conservación en casa. 

¡Descubre estos trucos para guardar el vino en casa!

PICADO

En relación al término anterior, pasamos a otro concepto tan interesante como el de ‘picado’. ¿Qué quiere decir? Cuando alguien dice que un vino está picado se refiere a que la bebida tiene un mal sabor y, por tanto, no es apta para consumirla 

Este desperfecto es fruto, precisamente, de la oxidación por la presencia de oxígeno y bacterias acéticas. Estas últimas son unas bacterias se encargan de metabolizar el etanol y otros procesos que pueden aportarle al vino desde una ligera y desagradable acidez hasta un sabor completamente agrio 

¿Cómo lo detectamos? Para evitar su consumo, nada como unas claves básicas para saber si un vino está picado. Hay muchas formas: 

  1. Conocer la añada del vino: si reservamos durante demasiado tiempo un vino, es posible que se haya filtrado el oxígeno en exceso. Hay que tener especial cuidado con los vinos jóvenes y de corta crianza, ya que deben consumirse en un período más corto. Por eso, nada como revisar la etiqueta para tenerlo en cuenta. 
  2. Analizar la botella: aunque es más complicado, si el tapón o la cápsula no están bien colocados, puede que haya entrado aire en la botella. 
  3. Observar el vino: ya que los vinos picados presentan una especie de velo en la superficie y están algo turbios.  
  4. Oler el vino: fácilmente detectable, puesto que tendrá un olor ácido concentrado. 
  5. Probar el vino: no te preocupes, no es tóxico. Solo desagradable. Si se trata de un vino picado, tendrá un sabor agrio y una sensación en boca áspera. 
Cómo saber si un vino está picado
Qué es el raspón

RASPÓN

¡Seguimos con más conceptos del Diccionario del vino! El conocido raspón (o también denominado escobajo) es la estructura vegetal del racimo de uva. Es decir, es como si fuera su esqueleto. Este se encarga, principalmente, de soportar cada una de las uvas, aunque su uso puede ir mucho más allá.  

El raspón puede jugar un papel determinante en la elaboración de un vino. ¿Sabes por qué? Porque su uso o descarte en la elaboración del vino puede afectar a un gran número de características del producto, como el nivel de pH, los taninos, la fermentación, el color, el aroma, etc. Entonces, ¿qué es mejor? Tradicionalmente, sí era muy frecuente su integración. Sin embargo, hoy en día depende del criterio y elección de cada casa.  

RETROGUSTO

Se trata de la sensación que deja un vino en boca, garganta y nariz después de degustarlo. Y es que si algo nos encanta del buen vino es su poder persistente. De hecho, a la hora de catar vinos no tenemos que fijarnos únicamente en los aromas previos y su gusto al tragarlo o escupirlo, sino que tenemos que intentar detectar los matices que deja en nosotros una vez lo hemos probado. 

Por eso, cuando hablamos de ‘persistencia en nariz, ‘persistencia en paladar’… Estamos señalando características postgusto propias para decidir si el vino tiene una cierta calidad. Si estos rasgos se mantienen durante un tiempo considerable, estaremos ante un ‘vino largo’ en boca/nariz/garganta. Si no persiste, diremos que es un ‘vino corto’ (y de menor calibre). 

Si no eres capaz de percibir todas estas características, no te preocupes. Hay que educar a nuestros sentidos poco a poco para poder afinarlos con el tiempo. 

¿Te gustaría hacer una cata en casa? Te enseñamos cómo organizarla
Qué es el retrogusto
Qué es un vino redondo

REDONDO / REDONDEZ

Vamos con el último de los términos vitivinícolas de nuestro Diccionario del Vino. Esta es una palabra utilizada en numerosas ocasiones por los profesionales, como los sumilleres durante las catas de vino. Pero, ¿qué significa exactamente que un vino es redondo?  

Pamela Vandyke fue una celebre periodista de Reino Unido, especializada en vinos, que dio una definición y razonamiento muy acertado. De hecho, se sigue utilizando como referencia actual.  

Decía así: “Muchas personas encuentran útil pensar que el vino tiene forma, los vinos poco maduros o verdes pueden ser sesgados o rectos. Un vino redondo tiene un esqueleto adecuado, debido al alcohol, que está cubierto de manera agradable por una fruta carnosa y realzado por una buena piel (el aroma). Un exceso de redondez puede hacer que el vino quede mal proporcionado o sea demasiado graso”. 

Traducido a un lenguaje más coloquial, el calificativo de ‘redondo’ se utiliza como sinónimo de un vino equilibrado. Es decir, aquel vino que tiene debidamente calibrados los elementos propios, como la acidez, la dulzura, los taninos, su grado de alcohol, los aromas, el cuerpo… Y, por tanto, reina la armonía entre todos.

¿Te has quedado con ganas de más? No te pierdas el resto de ediciones del Diccionario del vino y aprende todos los términos de este maravilloso mundo de matices y percepción. 

Diccionario del vino: Descubre qué es un vino joven o la categoría magnum (J-L-M)Diccionario del vino: qué es un fudre o el hollejo de un vino (F-H)
Por qué hay que oler el vino

Por qué hay que oler el vino antes de degustarlo

By Sin categorizar

Es un gesto muy común en las catas de vino y en su consumo habitual. Pero, ¿realmente sabes por qué hay que oler los vinos? Descubre qué esconde este proceso y conoce la importancia de detectar los diferentes aromas del vino. 

¡Aprende a sacarle el máximo partido a tus sentidos! 

Cómo oler un vino

Acercarse la copa para oler el vino es un gesto propio de las personas más experimentadas o aficionadas a esta bebidaEste hábito, muy frecuente en las catas de vino, es más que un simple ritual, puesto que, bien empleadonos puede aportar una gran cantidad de información sobre el vino que estamos bebiendo.

Los aromas del vino

Los diferentes olores o aromas del vino nos ayudan a distinguir infinidad de matices en la bebida. Gracias a estos, podemos determinar la complejidad de un vino (ya sea vino blancorosado o tinto) y comprender mejor su estructura.  

Este proceso no se limita a oler sin más, sino que intentamos que se convierta en toda una experiencia sensorial y logremos percibir aspectos diferentes que, con el gusto o la vista, no lograríamos. Por eso, decimos que la fase olfativa de una tiene especial importancia. 

Encuentra todos los vinos de El Coto de Rioja en nuestra tienda online

¿Qué es eso de la fase olfativa? Bien, dentro de la cata de vinos, existen tres fases: olfativa, visual y gustativa. Con cada una de ellas, podemos aprender cosas diferentes sobre el vino que estamos tomando. 

Con la olfativa, concretamente, podemos diferenciar hasta tres tipos de aromas. Estos son:  

¿Cómo oler un vino?

Para poder percibir correctamente el aroma de un vino, el nivel de bebida en la copa es importante. Por ello, nunca llenaremos más de un tercio de la copa. Esta medida es más que suficiente para poder airearlo correctamente y que se liberen los olores por toda la copa.  

Después, con gestos circulares, moveremos la copa unas tres veces para airear un poco más el contenido. Si lo hueles ahora, notarás unos matices completamente diferentes a los de hace un rato cuando solo habíamos servido la copa de vino.  

¡Descubre qué copa usar para cada tipo de vino!
Cómo catar el vino
Por qué oler los vinos

Es probable que, si no tienes mucha experiencia con los vinos, no seas capaz de diferenciar todo este abanico de aromas. Sin embargo, al igual que ocurre con el paladar, también aprenderás a educar tu olfato y afinarlo mucho más. Con el tiempo serás capaz de leer todas las pistas que nos dan los olores del vino. ¡Es cuestión de práctica! 

Oler el vino para comprobar su calidad

Aunque, en esencia, la fase olfativa de un vino busca el disfrute de esos aromas agradables, cabe destacar que también es un recurso perfecto para detectar problemas en la bebida.

Y es que, si el olor que desprende no es el esperado, puede que se deba a que el vino no está en buen estado para ser consumido.  

Un olor desagradable, con un tono agrio (como a vinagre, corcho e, incluso, pegamento) es una de las señales más claras de que estamos ante un vino oxidado o defectuoso. En estos casos, lo más recomendable es retirar la botella 

¿Quieres aprender a detectar un vino oxidado? No te pierdas cómo en nuestro Diccionario del vino

¿Qué te ha parecido? Esperamos que poco a poco seas capaz de apreciar todos estos matices, sea de un vino Rioja, un Rueda, un Ribera del Duero… ¡o de cualquier otro!  

No te pierdas todos nuestros artículos del blog de El Coto de Rioja y descubre todos los secretos del vino. Por aquí, una selección especial de artículos interesantes:  

Decantar vino, ¿qué es y por qué se hace?Cómo abrir una botella de vino sin abridor
Cómo maridar vinos y postres

Cómo maridar vinos y postres a la primera

By Sin categorizar

Cuando pensamos en el maridaje de postres, tendemos a la idea de la típica copa pequeña con un vino dulce, como un Pedro Ximénez. Pero, en realidad, ¡hay mil formas de maridar vinos y postres! ¿Te gustaría saber cuáles?  

No te pierdas esta guía básica para saber qué vino elegir para acompañar postres, ya sean dulces o postres salados. ¡Es muy sencillo! 

vinos para postres

Las claves del maridaje de postres

Al igual que haces una selección entre vino tinto, rosado o vino blanco para tus platos principales, los postres también necesitan de un cribado para elegir el más adecuado. Y es que la variedad de sabores en estos alimentos nos brinda todo un abanico de posibilidades y tener diferentes maridajes de vinos.  

Lo más importante es tener en cuenta qué postre vamos a tomar (postres cremosos, más compactos y secos, dulces, salados…) y la cantidad de azúcar que contiene. Por lo general, lo que siempre se recomienda es que el vino que acompaña sea igual o un poco más dulce que el postre en sí. Así que, ¡vamos a echar un vistazo a todas las opciones! 

Maridar vino y postres de chocolate

Empezamos por uno de los postres elaborados más populares, el de chocolate. Y es que, ¿a quién no le gusta un buen dulce? No obstante, el chocolate es uno de esos alimentos que, dependiendo de su dulzor, maridará mejor con un tipo de vino u otro 

En estos casos, la regla es muy sencilla. Cuanto más blanco sea el chocolate, o lo que es lo mismo, a menor cantidad de cacao y más de azúcar, mejor será que apostemos por vinos blancos, como los dulces o semidulces. En el caso de los postres de chocolate más intenso, su amargor marida perfectamente con vinos como una variedad de Tempranillo, Cabernet Sauvignon o Merlot. A nosotros, por ejemplo, nos fascina maridar estos postres de chocolate negro o café con un Coto Real Reserva. 

Consigue el vino perfecto para tus postres en nuestra tienda online
Maridar vino tinto y chocolate
Maridar vino y postres de frutas

Maridar vino y postres de frutas

Para el caso de las compotas de frutas o las tartas de este tipo, podemos decantarnos por vinos tintos con crianza, como un Coto Crianza o su variedad de Garnacha 

En el caso de las frutas, el secreto está de nuevo en combinar el vino con el dulzor del postre. Para las frutas con un toque cítrico, lo mejor es apostar por vinos espumosos o vinos blancos refrescantes, como un Verdejo. Esta opción es fantástica también para ensaladas de frutas, por ejemplo. Para las más dulces, es mejor decantarse por los más suaves y afrutados.  

Maridar vino con mousses o quesos

De nuevo, el semidulce llega para sorprendernos. Nuestro Coto Semidulce es ideal para los postres cremosos y mousses, ya que sus aromas a piña y cítricos (propios de la uva Chardonnay) serán los acompañantes perfectos para un postre refrescante y ligero.  

Y, ¿qué pasa con el queso? ¡No hay que descartarlo como un postre más! Y es que es muy frecuente pedir una tabla de quesos o una tarta de queso para redondear nuestro menú del día. 

Aunque hay una gran variedad de quesos, para consumirlos como postre (que suelen ser más suaves, como el requesón o el queso de tetilla), te recomendamos nuevamente vinos con un toque de dulzor (como un semidulce) pero que no llegue a ser pesado, ya que el queso suele saciar bastante. 

¡Quiero probar el Semidulce!

Maridar vino con pastas y frutos secos

En estaciones más frías o en grandes festividades como la Navidad, suelen servirse este tipo de postres. Se caracterizan, principalmente, por ser más secos y compactos y, muchos de ellos, están elaborados con frutos secos. ¿Cómo podemos maridar estos postres?  

Aunque tradicionalmente se suela acompañar con vinitos dulces, nuestra recomendación es apostar por un semidulce, ya que le dará el toque justo de dulzor sin perder ese componente de frescura.  

Maridar vinos y helados

Sí, has leído bien. Existe el maridaje de vinos y helados. Y es que pasa exactamente lo mismo que con los demás postres. Dependiendo de su variedad, podrán acompañarse con un vino u otro. ¡Y te aseguramos que es una gran combinación! 

En este artículo, te enseñamos en profundidad todas las opciones y algunas recomendaciones para maridar vinos y helado. 

Vinos y helado: ¿es posible combinarlos?
maridar vino con pastas

No te pierdas todos nuestros contenidos sobre cómo aprender a maridar vinos y cuáles son los diferentes tipos de maridajes que puedes realizar. ¡No se te escapará nada!

¿Cuál es el mejor vino para cada comida? Repasamos las reglas básicas7 recetas ideales para maridar con vino blanco
Llevar vino en la maleta

Cómo transportar vino en viajes

By Sin categorizar

Si eres un amante del vino, seguro que más de una vez te has preguntado cómo llevar una botella de vino en la maleta o cómo transportar vino en el avión de forma segura. Y es que son muchas las personas que suelen comprar una botella de vino de ese lugar donde han estado de vacaciones, como recuerdo o como regalo para amigos y familiares.  

En este artículo te queremos contar todo lo que necesitas saber para transportar botellas de vino en el avión o en tu maleta de viaje, sea cual sea el medio de transporte que utilices, para que no haya ningún problema de que se rompan. 

guardar vino en la maleta

Cómo llevar una botella de vino en la maleta

Para proteger tus botellas de vino dentro de la maleta lo más común es usar papel burbuja para envolverlas. Si no tienes este tipo de protector, pon las botellas en varias bolsas de plástico para aislarlas del resto de cosas. Si además introduces las botellas entre tu ropa (como toallas, jerséis o sudaderas), esta hará de amortiguación ante posibles golpes.  

Como consejo, te recomendamos que coloques las botellas en el medio de la maleta, e incluso puedes meterlas en los calcetines y zapatillas para un soporte mayor, pero lejos de cualquier objeto rígido que lleves en la maleta. 

Otra opción es recurrir a bolsas de neopreno especiales para transportar botellas. Si compras más de 6 botellas quizás es más recomendable que compres un maletín específico para este fin. 

Recuerda también, si viajas en avión, mejor evitar llevar en la maleta espumosos, ya que con la presurización y el gas que estas contienen pueden reventar. 

¿Quieres saber cómo disfrutar de tu vino este verano?

Cómo transportar vino en avión

Antes de comprar vino a tu regreso de vacaciones debes asegurarte cómo vas a transportarlo, teniendo en cuenta las restricciones que existen en los aeropuertos para llevar este producto en tu maleta.  

Lo mejor es comprar las botellas de vino en el Duty Free del aeropuerto. Así evitarás tener que meterlas en la maleta que facturas y podrás controlar mejor dónde colocarlas en la cabina del avión. Siempre en el caso de que se trate de un par de botellas, claro. Si vas a comprar más, es mejor que lo hagas antes y puedas protegerlas bien en tu equipaje.  

transportar vino en el avión
cómo llevar bebidas en un avión

Restricciones para transportar bebidas alcohólicas

Otro aspecto que debes tener en cuenta son las restricciones que imponen las compañías aéreas y los países para introducir bebidas alcohólicas en los equipajes. Por norma general, en la Unión Europea no tendrás que pagar impuestos especiales si las bebidas alcohólicas que llevas contigo son para uso personal, es decir, que no tienen una finalidad comercial. Sin embargo, en la aduana pueden querer cerciorarse de que tus botellas son para ese uso personal y hacerte algunas preguntas.   

Son los países de la UE los que deciden la cantidad máxima de bebidas alcohólicas que puedes introducir en su territorio, pero hay unos mínimos. En el caso del vino se trataría de 20 litros de vino encabezado. Si vienes de otro país a la Unión Europea, podrías introducir tan solo 4 litros de vino. 

¡Ojo! Algunas compañías aéreas obligan utilizar embalajes acolchados de poliestireno extruido para el transporte de botellas en equipaje. 

Como consejo final, ten en cuenta siempre comprobar con tu aerolínea el número de botellas que te permiten llevar en tu equipaje.  

¡Disfruta tus vacaciones, sea cuál sea tu destino, sin perder tu gusto y amor por el vino! Para ello, no te pierdas estos consejos para comprar un buen vino con toda seguridad y que no te den “gato por liebre. 

¿Qué son las puntuaciones de vinos, en qué se basan y cuáles son las más influyentes?Cómo elegir un buen vino: 9 claves para convertirte en un experto
Cómo servir el vino como un profesional

Cómo servir el vino como un profesional

By Sin categorizar

Para disfrutar de todo el sabor y potencial de un buen vino es tan importante el contenido como el continente, así como las formas. Es decir, no solo hay que tener en cuenta la elección del vino, sino que también debes cuidar la forma de servirlo, su temperatura o el recipiente donde vas a consumirlo.    

En este artículo te queremos contar todos los secretos que debes tener en cuenta para servir el vino como un profesional a tus comensales, cuando tengas alguna reunión en casa o para saborear en soledad.  

La temperatura correcta para consumir el vino tinto, blanco o rosado

El vino debe servirse a su temperatura correcta teniendo en cuenta si es tinto, blanco, rosado o espumoso porque esta puede afectar mucho al sabor y olor que desprende el vino. Para que tú y tus invitados tengáis la mejor experiencia, asegúrate de tener en cuenta este punto a la hora de servir el vino. Como consejo fundamental debes saber que el vino no debe estar nunca ni demasiado frio (por debajo de los 4º) ni caliente (por encima de los 20º).  

Cuando compres vino blanco o rosado puedes guardarlos directamente en el frigorífico. Si has comprado el vino el mismo día que vas a consumirlo, déjalo en la nevera durante al menos dos horas o mételo en el congelador unos 30 minutos. También puedes enfriarlo rápidamente en una cubitera con hielo y agua. Lo ideal es mantenerlos entre una temperatura de 8 y 10 grados. ¡Ayúdate de un termómetro especial para vino para acertar siempre! 

El vino tinto se suele servir a temperatura ambiente, pero en verano también puedes servirlo un poco más frío. Para enfriarlo antes de servirlo, puedes meterlo en la nevera media hora antes. También puedes ponerlo en el congelador, pero solo 15 minutos. La temperatura ideal para servir el vino tinto sería entre los 15 y los 20 grados.  

En el caso de los espumosos, se recomienda servirlos muy fríos. Para ello, introdúcelo en el congelador una hora antes de servirlo. Si tiene poco tiempo, también puede colocar la botella en un cubo de hielo durante 30 minutos.  Después de abrir la botella, déjala abierta en una cubitera con hielo hasta que se termine. 

¿Quieres saber cómo disfrutar de tu vino este verano?

Cómo se debe servir el vino en la mesa

El protocolo dice que el vino se sirve antes de que llegue la comida a la mesa, así tendrá tiempo de respirar. La persona que lo sirve deberá coger la botella por el fondo, para evitar que se caliente y servirlo sin apoyar la botella en la copa, escanciándolo.  Es recomendable que sea el anfitrión el que lo pruebe primero, por si está defectuoso.  

Para ciertos vinos, muy viejos o potentes, es aconsejable utilizar un decantador para servirlo. Este recipiente ayudará a que el vino se airee, se eliminen los posibles sedimentos y mejore su sabor. Cuando pases el vino de la botella al decantador, debes hacerlo lentamente, deslizando el líquido por sus paredes, para que el vino recorra el mayor camino posible y entre en contacto con el aire más tiempo. Deja el vino unos 5 minutos en el decantador y luego ya podrás servirlo.  

Ten en cuenta no llenar la copa nunca más de un tercio. Una botella normal (750 ml) debería llegar para llenar entre 5 y 6 copas. Para evitar derramar gotas, lo ideal es dar un giro a la botella al final, pero lo mejor siempre es recurrir a un accesorio específico para este fin (vertedores de vino o láminas antigoteo).  

Por norma general, los vinos blancos se sirven antes que los tintos y los jóvenes antes que los crianza, reserva o gran reserva. Por su cuerpo, primero se servirían los ligeros antes que los que tienen más cuerpo y son más densos al paladar y también los secos antes que los dulces. 

Descubre nuestros vinos más especiales en nuestra tienda online
servir copas de vino
cómo poner una copa de vino

¿Cuál es la copa correcta para cada vino?

El sabor del vino puede variar según la copa en la que se tome. El tamaño, la forma, el tipo de cristal influyen en nuestra percepción a la hora de catar un vino.  

En cuanto al tamaño, cuando son medianas y de boca estrecha son recomendables para vinos jóvenes, mientras que los tintos reservas necesitan copas más grandes y con bocas más anchas, para oxigenarlos. El borde también es importante, pues debe estar un poco inclinado hacia el interior para potenciar los aromas. Así, el cristal debe ser transparente y fino, para apreciar mejor las tonalidades del vino. 

¿Quieres conocer todos los tipos de copas que existen y cuál debes usar para cada tipo de vino? En el siguiente artículo tienes toda la información: 

Qué copa usar para cada tipo de vino¿Cuál es la temperatura ideal para consumir cada tipo de vino?
¿Eres mayor de 18 años?
Para garantizar que nuestros vinos se disfrutan de forma responsable debemos confirmar que eres mayor de edad para comprar y consumir alcohol en tu país de residencia. De no existir una legislación al respecto sobre este tema, debes ser mayor de 18 años.
Tienes que ser mayor de 18 años para ver el contenido de la web