Imagen post

Capítulo V. Manos que observan

En el capítulo 5 de nuestra serie, volvemos tras el despunte y el desniete(http://www.elcoto.com/blog/capitulo-iv-manos-que-despuntan-y-desnietan/21/es) a un viñedo lleno de tonalidades.

Jose Mari, nuestro artesano, se convierte en un atento observador de los racimos durante el envero, la etapa en la que las uvas paran su crecimiento para comenzar su maduración.

Nuestros racimos necesitan la luz del sol y el calor del verano para realizar correctamente este proceso, y con estos elementos y la ayuda de Jose Mari, irán cambiando de color hasta que finalmente nos revele que ya están maduras.

El final del envero es el indicador más fiable de un importantísimo momento de la vida del viñedo, ¿queréis saber de cuál se trata? Os lo desvelamos en “Manos que observan”.

Esperamos que lo disfrutéis.